Si Cortana te ha dejado de funcionar después de alguna actualización, no te preocupes, es bastante normal.

Lo único que tienes que hacer es reinstalar y registrar de nuevo el asistente.

Abre el terminal de comandos con permisos de administrador y ejecuta powershell, copia la siguiente línea y pulsa enter en el terminal:

 

Get-AppxPackage -AllUsers Microsoft.Windows.Cortana | Foreach {Add-AppxPackage -DisableDevelopmentMode -Register "$($_.InstallLocation)\AppXManifest.xml"}


Una vez terminada la ejecución reinicia Windows 10 y ya tienes Cortana operativa de nuevo.