Antes de empezar, aclaro una cosa: el que la contraseña caduque es bueno ya que le recuerda al usuario que tiene que cambiarla periódicamente y esta opción DEBE activarse por defecto.

Si no se modifica nada en las Directivas de Seguridad Local, el tiempo por defecto antes de que caduque es de 42 días.

Ahora bien, si os parece una medida de seguridad innecesaria, podéis desactivar esta caducidad de una manera muy sencilla:

 

Modo 1 (Windows Professional, Ultimate y Enterprise):

Vamos al icono de Windows y en el cuadro de búsqueda ponemos:  lusrmgr.msc

Pinchamos en el icono, vamos a Usuarios, tu usuario y seleccionamos la casilla “la contraseña nunca caduca”. Si se entra como administrador podremos modificar esta propiedad en todos los usuarios que queramos.

Damos Aceptar a todo y ya lo tenemos desactivado.

 

Modo 2 (Windows Home Premium):

Aquí han hecho la “gracia” de deshabilitar el complemento de gestión de usuarios, pero podemos hacer lo mismo por línea de comando.

Vamos al símbolo de Windows, escribimos CMD y con el botón derecho en el icono de cmd.exe seleccionamos “ejecutar como administrador”. Ahí escribimos:

net accounts /maxpwage:unlimited

Y damos al enter. Al reiniciar el ordenador tendremos la caducidad desactivada.

 

Modo 3: Para todas las versiones:

También podemos seguir los primeros pasos del modo 2 para ejecutar el terminal en modo administrador. Luego escribir:

wmic path Win32_UserAccount WHERE Name=’username’ set PasswordExpiries=false

Modifica username por tu nombre de usuario y luego dale al Enter. Esto hará el mismo efecto.